¿Es recomendable dar el salto a 4K?

Quizás no estabas al tanto en los últimos años, pero te informamos que las cámaras que se comercializan graban en 4K. Prácticamente se ven pocos TVs con tamaño HD o FHD, pero ¿realmente vale la pena el 4K? ¿Logramos apreciar la diferencia? En este Blog lo descubriremos. Para comenzar, definamos qué es realmente el 4K, este formato de video utiliza un tamaño de fotograma de aproximadamente 4.000 píxeles de ancho, a este formato se le denomina UHD (Ultra High Definition, 3.840 x 2.160). Este formato es más del doble de Full HD (1.920 x 1.080).

En la grabación, el 4K ofrece un video con un tamaño de imagen mucho mayor que el de lo normal y realmente ahí es donde se nota la diferencia. Esto es por la sencilla razón de que se capturan muchos más píxeles y, por tanto, mucha más información. Claramente no todo es color de rosas, existen algunos inconvenientes.

Peso de los archivos

Efectivamente, tal como es de esperar, si hay más píxeles, el peso de los archivos es mayor. El problema es que aunque pasamos de 1.920 píxeles de ancho al doble, 3.840, el peso de los archivos es el cuádruple porque el número total de píxeles es 4 veces mayor (el doble de ancho por el doble de alto). Eso quiere decir que si un video de 5 minutos en FullHD y buena calidad (baja compresión) pesa 500 MB, el mismo en 4K son 2 GB. Sí, amigos, 2 GB por sólo 5 minutos.

Menor framerate

Otra consecuencia de capturar a 4K es que se procesan, no dos, sino cuatro veces más información por cada segundo o fotograma. Así que si el procesador no aumenta de potencia, rendirá 4 veces más lento que a FullHD, por esto es difícil encontrar cámaras que graben a mayor fotogramas por segundo.

¿Aunque la pantalla sea Full HD los vídeos en 4K se ven mejor?

Si, sea en 4K o Full HD, siempre hablamos de resolución, esto quiere decir que según la resolución máxima que la pantalla pueda reproducir siempre se ajustarán las resoluciones de grabación a las resoluciones de reproducción. Esta adaptación la hace el propio dispositivo, y por el contrario de lo que se piensa, si la resolución del video o imagen es superior, la calidad de reproducción será mayor. Esto pasa por el Bitrate o la cantidad de información que se transmite en un segundo, vale decir, a mayor resolución de grabación de un video, mayor es la tasa de bits.

Aunque los píxeles se ‘agrupan’ para adaptarse a la resolución, lo hacen con más información

Como ya se mencionó anteriormente, para reproducirse en una pantalla de menor resolución, este vídeo en 4K se tiene que adaptar para combinar varios píxeles en uno único, pero manteniendo este bitrate, y además sin sufrir los problemas de la compresión. Por lo tanto, no sólo podemos reproducir vídeos 4K en pantallas Full HD de 1920 x 1080 píxeles, sino que además nos ofrecen una calidad superior a pesar de que nuestro panel no tenga este número de píxeles.

¿Conviene grabar en 4K?

Se está volviendo algo común que el equipo que usamos para trabajar, maneje resoluciones más altas que HD. La distribución de imágenes 4k se encuentra en primeras etapas. Sin embargo, desde que las cámaras 4k producen un resultado tan bueno cuando el material se baja a HD, vale la pena discutir los beneficios que tiene grabar en 4K cuando el formato final será un HD.

Considera la Nitidez.

Quizás es lo más común, pero la nitidez que entregan las grabaciones en 4K son doblegan a las que entregan los videos en HD, pero, si la cámara “Imita” el UHD, no notarás gran diferencia con las cámaras convencionales, esto pasa porque no es nativo del sensor y es normal que lo fuercen para obtener mejor resolución simplemente agregando pixeles y no información, perdiendo la Nitidez.

Mayor precisión de color

Además de la nitidez, hay otras ventajas de grabar en 4K para un formato HD final. Muchos formatos e interconexiones como el HDMI, son 8-bit, esto quiere decir que cada uno de los 3 componentes (RGB) es representada con solo 256 valores de color. Prácticamente todo el trabajo profesional de cine y televisión es hecho ahora con sistemas que brindan 10-bit, o 1024 niveles por canal, para mayor precisión. Pero al menos algo de esta precisión puede ser recuperada al grabar en 4K y luego bajado a FHD. Como consecuencia, cierto número de píxeles UHD serán promediados para producir un solo píxel de salida de mayor precisión. El hecho de que la suma de 4 pixeles con valor 8-bit debe de estar dentro del rango de un solo píxel 10-bit, ya que 4 x 256 = 1024, es una coincidencia y una conveniencia técnica

Para finalizar se entiende que al exportar una producción realizada en 4K a Full HD está obtendrá mayor información y por lo tanto mayor calidad de video, a su vez, una producción terminada en HD puede ser remasterizada a 4K en un futuro. Así que, aun si por el momento el mercado 4K es algo limitado, tiene todo el sentido del mundo entrar en el.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *